Entra a la oficina de nuestro equipo ahora y ¡Pregúntanos lo que quieras!

Origen del Teletrabajo: ¿Cuál es su Historia?

El concepto de teletrabajo, una modalidad laboral que hoy en día forma parte integral de la estructura de muchas organizaciones a nivel mundial, tiene una historia muy peculiar, marcada por evoluciones tecnológicas y cambios culturales. Te contamos cómo ha evolucionado a lo largo de los años.

origen del teletrabajo

¿Cómo se originó el Teletrabajo?

No, el trabajo online no se originó con la pandemia del COVID-19. El origen del teletrabajo se remonta a la década de 1970, en un contexto de crisis energética, cuando el alto costo del combustible y los largos desplazamientos al lugar de trabajo comenzaron a plantear serios desafíos económicos y ambientales. Jack Nilles, un ingeniero y ex científico de la NASA, es frecuentemente citado como el «padre del teletrabajo». En 1973, durante su trabajo en la Universidad del Sur de California, Nilles comenzó a explorar la idea de trabajar a distancia como una solución a estos problemas, utilizando la tecnología de la información y las comunicaciones.

¿Cuándo se introdujo el Teletrabajo en la sociedad?

La introducción formal del teletrabajo se produjo a principios de la de 1980, cuando las empresas empezaron a experimentar con esta modalidad para mejorar la flexibilidad y reducir los costos operativos. Sin embargo, fue la expansión de Internet en la década de 1990 lo que realmente catalizó la adopción del teletrabajo, permitiendo a los empleados trabajar eficazmente desde cualquier lugar.

origen del teletrabajo

¿Cómo evolucionó el Teletrabajo?

El teletrabajo principalmente ha tenido dos épocas muy destacables a lo largo de su evolución:

Teletrabajo en los años 2000

En los años 2000, el teletrabajo comenzó a ser visto no solo como una solución a problemas logísticos o económicos, sino también como una forma de mejorar la calidad de vida de los empleados, ofreciendo una mayor flexibilidad para equilibrar el trabajo y la vida personal. La adopción de políticas de teletrabajo por parte de grandes corporaciones y la inclusión de estas prácticas en la legislación laboral de varios países consolidaron aún más su legitimidad y viabilidad.

Teletrabajo en el 2020

La llegada de la década de 2020, marcada por la pandemia global de COVID-19, representó un punto de inflexión sin precedentes para el teletrabajo. Con las restricciones de movilidad y la necesidad de distanciamiento social, empresas de todo el mundo adoptaron rápidamente el trabajo remoto como medida de emergencia. Esta situación aceleró una transformación digital que, en muchos casos, se esperaba que tomara años en materializarse, demostrando la eficacia del teletrabajo incluso en circunstancias extremadamente desafiantes.

Teletrabajo en la actualidad

La evolución del teletrabajo desde 2020 hasta 2024 ha sido notable, especialmente debido a los cambios en las expectativas laborales y tecnológicas. Se ha notado en los siguientes puntos:

  1. Mayor aceptación y normalización: Durante este período, el teletrabajo se ha vuelto aún más aceptado y normalizado en muchos sectores y empresas. La experiencia forzada de trabajar desde casa durante la pandemia ha demostrado a muchas organizaciones que el teletrabajo puede ser viable y productivo en el largo plazo.

  2. Flexibilidad laboral: Se ha observado una mayor demanda de flexibilidad laboral por parte de los empleados, y el teletrabajo se ha convertido en una de las principales formas de satisfacer esta demanda. Muchas empresas han implementado políticas de trabajo remoto más flexibles, permitiendo a los empleados elegir cuándo y dónde trabajar según sus necesidades y preferencias.

  3. Herramientas de colaboración avanzadas: La tecnología de colaboración en línea ha seguido avanzando, con la introducción de nuevas herramientas y plataformas diseñadas específicamente para mejorar la comunicación y la colaboración entre equipos remotos, como por ejemplo Belong. Esto ha incluido mejoras en software de videoconferencia, aplicaciones de mensajería instantánea, plataformas de gestión de proyectos y herramientas de trabajo en equipo.

  4. Enfoque en el bienestar y la conexión humana: A medida que el teletrabajo se ha vuelto más común, las empresas han prestado mayor atención al bienestar de los empleados y a la conexión humana en un entorno laboral virtual. Se han implementado iniciativas para fomentar la salud mental y el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, así como para promover la interacción social y el sentido de comunidad entre los equipos remotos.

  5. Híbrido y flexible: Se ha observado un aumento en los modelos de trabajo híbridos, donde los empleados alternan entre el trabajo en la oficina y el trabajo desde casa según sea necesario. Este enfoque híbrido ofrece a los empleados la flexibilidad de trabajar desde casa cuando lo deseen, al tiempo que mantiene la conexión y la colaboración con sus colegas en persona.

El futuro del teletrabajo

Desde sus inicios como una solución innovadora a problemas específicos hasta convertirse en una característica permanente del paisaje laboral moderno, el teletrabajo ha recorrido un largo camino. Su evolución refleja no solo avances tecnológicos, sino también un cambio en la percepción sobre cómo debe organizarse el trabajo para maximizar la productividad, la satisfacción laboral y el bienestar de los empleados.

El futuro del teletrabajo parece prometedor, con tendencias apuntando hacia una mayor flexibilidad, la adopción de modelos híbridos de trabajo y el uso de tecnologías emergentes para facilitar la colaboración a distancia.

Además, herramientas online como Belong ofrecen la alternativa que muchos echan de menos del trabajo presencial: una oficina virtual, la cual permite que los integrantes del equipo estén en contacto directo durante toda su jornada laboral. Por lo tanto, con la creación  de herramientas tan elaboradas para mejorar el trabajo en remoto, todo apunta que este modelo de trabajo ha llegado para quedarse. 

Su historia no solo nos ofrece una perspectiva sobre cómo hemos llegado hasta aquí, sino que también puede inspirar para crear y optimizar futuras innovaciones en la forma en que trabajamos.

cuando surgio el teletrabajo